# Dossier 1 / HAMLET:
EL REGRESO DEL PRíNCIPE VENGADOR
/ DEL CLASICISMO A LA VANGUARDIA
NOTAS RELACIONADAS             

Del clasicismo a la vanguardia

 

No son pocas las visitas del torturado príncipe de Dinamarca a los escenarios del Complejo Teatral de Buenos Aires. Desde aquella recordada versión protagonizada por Alfredo Alcón a comienzos de los ochenta hasta la puesta que Rubén Szuchmacher estrena durante la presente temporada, un recorrido por los diferentes montajes en el CTBA de la creación más celebrada de William Shakespeare y un verdadero hito del teatro universal.

 

1980
Hamlet
Versión: Luis Gregorich. Dirección: Omar Grasso. Vestuario: Emilio Basaldúa. Música: Gerardo Gandini. Intérpretes: Alfredo Alcón, Elena Tasisto, Graciela Araujo, Alfredo  Duarte, Roberto Carnaghi, Roberto Mosca, Aldo Braga, Leopoldo  Verona, Mario Alarcón, Hugo Soto, Mario Pasik, Juan Carlos Puppo, Horacio Peña
Sala Casacuberta
Teatro San Martín

Sin dudas, la puesta de Omar Grasso del clásico shakespeareano se cuenta entre las más representativas del repertorio del Teatro San Martín. En principio, por la notable interpretación de Alfredo Alcón en el papel del príncipe. Pero también por el particular contexto político de la Argentina: en 1980, en plena dictadura militar, el célebre “algo huele podrido en Dinamarca” cobraba una resonancia especial entre los espectadores. 

1991
Hamlet (o La Guerra de los Teatros)
Versión y dirección: Ricardo Bartís. Vestuario: Pablo Cremona. Iluminación: Ricardo Bartís y Lito Pastrán. Música: Carlos Villavicencio. Intérpretes: Pompeyo Audivert, Alejandro Urdapilleta, Soledad Villamil, Osvaldo Santoro, Alicia Palmes, Toti Ciliberto, Julio Suárez
Sala Cunill Cabanellas
Teatro San Martín

A diferencia de lo que se podría pensar, la puesta de Ricardo Bartís no buscaba una adaptación demasiado libre del clásico: sin traicionar ni el texto ni la esencia shakespeareanos, Hamlet o la Guerra de los Teatros proponía un cambio profundo de los signos de la escena, un espectáculo de otra naturaleza. El espectador, lejos de la “catarsis” trágica, de la conmoción interior, atendía a la actuación. En síntesis, no importaba tanto el “mensaje” sino las formas.   

2004
Hamlet de William Shakespeare
Autor: Luis Cano. Dirección: Emilio García Wehbi. Intérpretes: Guillermo Angelelli, Osmar Núñez, Marta Lubos, Maricel Álvarez, Guillermo Arengo, Marcelo Subiotto, Luis Herrera, Ricardo Díaz Mourelle y elenco
Teatro Sarmiento

La dramaturgia textual de Luis Cano sobre el Hamlet dirigido por Emilio García Wehbi parecía querer poner en palabras aquellas palabras no dichas en el original shakespeareano, convertir en certezas ciertas sospechas, avanzar sobre territorios que son como gloriosas ambigüedades, hacer de ciertos silencios, violencias plausibles.

2011
Hamlet
Traducción y adaptación: Luis Gregorich. Dirección: Juan Carlos Gené. Entrenamiento y diseño de esgrima: Osvaldo Bermúdez. Escenografía: Carlos Di Pasquo. Vestuario: Marcelo Salvioli, Cecilia Carini. Iluminación: Miguel Morales. Música original: Luis María Serra. Director asistente: Mario Petrosini. Intérpretes: Mike Amigorena, Esmeralda Mitre, Horacio Peña, Edward Nutkiewicz, Luisa Kuliok y elenco.
Teatro Presidente Alvear

El Hamlet de Juan Carlos Gené, última puesta del gran actor, director y dramaturgo, fue en su momento prejuzgada como “comercial” y, sin embargo, se trató de una versión bastante tradicional, “sin agregados”, didáctica y respetuosa del original. “Siempre tuve particular veneración por ese texto”, dijo Gené. “El teatro nos permite amar a personajes de los cuales uno nunca sería amigo. Hamlet es imposible de comprender. Todo el mundo termina despidiéndolo como a un dulce príncipe, a pesar de haberse convertido en un asesino múltiple”.

2011
FIBA (FESTIVAL INTERNACIONAL DE BUENOS AIRES)
SCHAUBÜHNE AM LEHNINER PLATZ (ALEMANIA)
Hamlet
Dirección: Thomas Ostermeier
Sala Martín Coronado
Teatro San Martín

El alemán Thomas Ostermeier, responsable del Schaubüne am Lehniner Platz, trajo al FIBA de 2011 un Hamlet actual por el vestuario y con una estética casi de reality televisivo (coincidente con la idea barroca del simulacro), apelando a veces al público, con improntas isabelinas en la acción física y, a la vez, recuperando la tradición expresionista alemana, finalmente popular, tal como Shakespeare hubiera querido. En la puesta de Ostermeier, Hamlet era un gordito (como suponen muchos estudiosos) que va siendo cada vez más payaso.

2014
SHAKESPEARE´S GLOBE THEATRE (INGLATERRA)
GLOBE TO GLOBE
Hamlet
Dirección artística: Dominic Dromgoole
Sala Casacuberta
Teatro San Martín

La compañía del legendario teatro londinense que albergó a Shakespeare recorrió el planeta para llevar su puesta de Hamlet a todos los países del mundo. Dominic Dromgoole, por entonces director artístico de la compañía, buscó de modo minucioso acercarse a la célebre pieza estrenada a comienzos del siglo XVII para que se acerque al espíritu en que fue escrito originalmente. “Hamlet se ha convertido en un ícono de la neurosis y de la angustia posfreudiana –dijo Dromgoole–, muy diferente a la forma cómo fue concebido por Shakespeare: como un joven brillante y hermoso que termina siendo destruido por las maquinaciones del mundo que lo rodea”.